Un piso de madera de ingeniería es un piso que es fabricado con varias capas de plywood. El plywood, es decir, el contrachapado, igualmente conocido como triplay (madera terciada, multilaminado y plywood) es un tablero elaborado con finas chapas de madera reforzada que son pegadas con las fibras transversalmente una sobre la otra con resinas sintéticas mediante una fuerte presión y calor. Esta técnica mejora notablemente la estabilidad dimensional del tablero obtenido con respecto a la de la madera maciza, configurando un material más dinámico, fuerte y sólido que una pieza de madera sólida. Con esta técnica, es menos susceptible a sufrir cambios por temperatura o humedad y gracias a la protección aplicada en fábrica (su barniz final), puede durar hasta 25 años en uso residencial y 10 años en uso comercial sin complicaciones, otorgando al cliente diferentes tipos de acabados, colores y diseños.

El piso de ingeniería, ya viene con su acabado terminado y listo de fábrica, esto permite que se instale más rápido y se pueda usar de inmediato, de igual forma, provee diferentes tipos de acabado final según sea la elección del cliente:

  • Con Brillo
  • Mate
  • Cepillado
  • Liso
  • Cepillado profundo o de menor profundidad
  • Con el relieve natural de la veta

Definitivamente, los pisos sólidos de madera han perdido posición frente a los pisos de ingeniería por privilegiar un uso “más ecológico” de la madera. Esto se logra con utilizar la menor cantidad de madera por cada sistema, logrando contribuir menor tala y un uso más sustentable del bosque y sus especies nativas. Los pisos de ingeniería tienen una capa noble que va desde 1mm hasta 4mm de espesor de maderas nobles (Nogal, Roble, Encino, Jatoba); maderas que tienen un proceso de crecimiento más lento.

El plywood se conforma de maderas de rápido crecimiento o HDF. Con esta fabricación los pisos de ingeniería entran en la categoría Leed. Los certificados asociados a estos pisos son Blue Angel (Europa) y FSC (América). Su estructura está compuesta de tres listones de madera no noble. Playma, según Aguilera, no utiliza tríplex ni MDF. La primera capa es de chanul, bambú o la veta preferida por el cliente. Esta composición permite tener un piso muy tolerable a la absorción de la humedad.

La madera traída de Esmeraldas y de la Amazonía pasa por un proceso de secado y curado en bodegas especiales. Luego ingresa a la máquina de cepillado, de donde los tablones salen lisos. La canteadora y la laminadora dejan las láminas del espesor requerido (4 a 5 mm). Las láminas de madera se unen a las de tríplex mediante una goma con aditivos especiales. La prensa afirma más esta unión. El proceso termina con el pulido y el corte preciso del machihembrado, que sirve para las uniones.

 

Otra particularidad importante es que estos pisos están pre-acabados, es decir, que de fábrica ya vienen con una protección a la chapa a través de sustratos como el óxido de aluminio que protegen al piso del uso rudo y le dan un terminado satinado o mate según sea el caso. Con esto se evita usar químicos, barnices, lijas entre otros elementos, etc. Tienen una garantía de fábrica según cada marca.

 

El Corte:

Se realiza con máquinas diseñadas para su producción, que funcionan como sierras de cinta que realizan cortes extremadamente finos y exactos para evitar desperdicios y esto se convierte a un aprovechamiento superior en volumen de la materia prima.

Entarimado:

Ésta debe estar perfectamente aserrada, se colocan correctamente para un pre secado al ambiente de la madera natural, esto hace que se mejoré el comportamiento de la madera ya instalada.

Secado:

Este proceso se realiza con cámaras de secado computarizadas, lo que garantiza un secado forzado y homogéneo de toda la madera en un tiempo mínimo, con este paso se logra bajar la humedad al porcentaje requerido por las normas y humedades relativas donde el piso va a ser instalado, certificando así la durabilidad y resistencia.

Maquinado Inicial:

Una vez que se seca la madera, se inicia con su proceso de trasformación, y esto se alcanza con las máquinas que mediante sus cuchillas van quitando todo tipo de residuos y a la vez van uniformando en medidas de espesor, largo y ancho. Obteniendo un subproducto ya definido.

Maquinado Fino y de Precisión:

Posteriormente se procede al corte de las láminas, para después pasar a las prensas de alto tonelaje garantizando así la permanencia y estructura del piso ya conformado por las 3 capas. Los tablones están listos para ser moldeados, es decir, definir en un extremo el macho y en el otro la hembra, que logran formar la unión entre piezas.

Una vez machiembrado a lo largo se tienen que moldear las testas o cabezas de la duela, esto es imprescindible para la instalación del piso por que logra mantener el soporte de unas con las otras por los 4 lados.

Lijado y Barnizado:

Ya concluido el proceso de ensamblaje y moldeado procedemos al lijado de nuestro producto, para este proceso se ocupan máquinas lijadoras computarizadas que logran un lijado especial y acorde a la necesidad que exige la calidad del producto final. Posteriormente este entra en el proceso de barnizado, con barnices amigables con el medio ambiente.

Visita nuestro Showroom.
Agenda tu cita al teléfono: 55 5358 7918