BIONICTILE

Es una solución innovadora en cerámica por: su diseño, por los materiales que la componen, por la facilidad de uso en fachadas y por ser un soporte descontaminante.
Bionictile es una pieza cerámica capaz de purificar el aire de las ciudades y núcleos urbanos.
Bionictile Ceracasa es un porcelánico con capacidad para destruir los perjudiciales óxidos de nitrógeno (NOx) que se encuentran en el aire. Estos NOx están presentes en toda combustión (contaminación de coches e industrias). Utiliza un diseño especial y un esmalte patentado que hacen reaccionar el NOx con los rayos U.V. del sol y la humedad, convirtiendo el NOx en cantidades muy reducidas de nitratos y nitritos, inertes e inocuas para la salud humana.
Bionictile Ceracasa es un producto ecoeficiente: aporta gran valor, reduciendo el impacto al medioambiental. Es directo, cuantificable, inmediato y continuo. No necesita mantenimiento.

CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS

Las piezas cerámicas BIONICTILE llevan un esmalte catalizador que, en presencia de la luz solar y de la humedad ambiental, hace reaccionar las emisiones contaminantes (NOx y HNO3) del aire de ciudades y núcleos urbanos transformándolos en sustancias inocuas para la salud humana (nitratos). Además, de no dañar el medio ambiente, el efecto permanece en las piezas a lo largo de su ciclo de vida. La  alta  capacidad  fotocatalizadora  se  une  a  las  altas  prestaciones  de  la  cerámica (durabilidad, dureza, resistencia y absorción nula).

Imita  el  diseño  de  los  micro  relieves  de  las  texturas  de  hojas para reproducir y aumentar así la superficie específica de contacto con el aire, favoreciendo el proceso de fotocatalización con los rayos solares.

Es un producto eco-eficiente: aporta gran valor, reduciendo el impacto al medio ambiente. Es directo, cuantificable, inmediato y continuo. No necesita mantenimiento.

USOS
Este producto cerámico está indicado solo para fachadas o paramentos verticales. No recomendable para pavimento.

CERAMICA PARA FACHADAS

La cerámica para fachadas es una solución innovadora por: su diseño, por los materiales que la componen, por la facilidad de uso y por ser un soporte descontaminante.

Es el resultado de un desarrollo compartido entre dos empresas, CERACASA y FMC-FORET, de un producto que ha sido testado por el Instituto de Tecnología Química de la Universidad Politécnica de Valencia (ITQ UPV CSIC), la fundación del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), ReMa Consultoría e Ingeniería Ambiental y GiGa Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

Las piezas cerámicas llevan un esmalte catalizador que, en presencia de la luz solar y de la humedad ambiental, hace reaccionar las emisiones contaminantes (NOx y HNO3) del aire de ciudades y núcleos urbanos transformándolos en sustancias inocuas para la salud humana (nitratos). Además, de no dañar el medio ambiente, el efecto permanece en las piezas a lo largo de su ciclo de vida.

El proceso que usa la cerámica, transforma mediante fotocatálisis las partículas de óxido de nitrógeno (NOx), emitidas en la combustión, en nitratos inofensivos gracias a la acción de los rayos ultravioleta que contiene la radiación solar. El diseño de la superficie cerámica junto a los componentes de la misma favorecen dicha reacción.

La alta capacidad fotocatalizadora se une a las altas prestaciones de la cerámica (durabilidad, dureza, resistencia y absorción nula).

La cerámica imita el diseño de los micro relieves de las texturas de hojas para reproducir y aumentar así la superficie específica de contacto con el aire, favoreciendo el proceso de fotocatalización con los rayos solares.

Los ensayos realizados por la Universidad Politécnica de Valencia CSIC-ITQ (norma ISO 22197-12007 E) han señalado que las piezas cerámicas son capaces de descomponer la cantidad de 25,09 microgramos de NOx por m2 y hora.

Contribuye eficazmente a reducir considerablemente el NOx y el HNO3 (lluvia ácida) del aire que respiramos según confirman prestigiosas entidades como el Instituto de Tecnología Química de la Univ. Pol. de Valencia y el Centro de Estudios Ambientales del Mediterraneo (CEAM).

GiGa y la Universidad Pompeu Fabra han realizado el Análisis de Ciclo de Vida de la cerámica donde se ha tenido en cuenta todos los consumos de energía y materias primas relacionadas desde su fabricación, transporte, instalación y uso.

Las conclusiones han sido muy interesantes: El porcelánico de este material respecto a otro porcelánico convencional, a lo largo de su vida útil (50 años) reduce un 19,2% el “potencial de formación de Ozono fotoquímico”, indicador de Categoría de impacto en el A.C.V.

Igualmente este porcelánico respecto a un porcelánico convencional es capaz de descomponer, a lo largo de la vida útil del edificio analizado (50 años) más de 59 veces el NOx emitido en su producción.

MEDIDAS Y COLORES

WHITE

FORMATO (Pulg.) 19.33’’x38.66’’  |  12.20’’x24.88’’

FORMATO (cm.)   49.1×98.2         |   31×63.2

IVORY

FORMATO (Pulg.) 19.33’’x38.66’’  |  12.20’’x24.88’’

FORMATO (cm.)   49.1×98.2         |   31×63.2

TOBACCO

FORMATO (Pulg.) 19.33’’x38.66’’  |  12.20’’x24.88’’

FORMATO (cm.)   49.1×98.2         |   31×63.2

GREY

FORMATO (Pulg.) 19.33’’x38.66’’  |  12.20’’x24.88’’

FORMATO (cm.)   49.1×98.2         |   31×63.2